Como todos sabeis, en la nautica, igual que en los demás campos, existe un mercado de ocasión, aquí hay que andar con mucho cuidado porque nos podemos encontrar con algo muy económico pero que despues resultará ser mucho más caro por las reparaciones obligatorias que hay que hacer, con lo cual hay que hacer una revisión de la embarcación y ver los puntos más importantes:
En primer lugar y bastante obvio, si compras un barco porque lo ves en internet, hay que ir a verlo, y si es con un mecánico mejor que mejor. Hay que testearlo en seco y en agua probándolo lo máximo que se pueda.

Examinamos el barco por fuera

Hay que ver el estado del casco, y para ello nos fijaremos  con la cabeza algo apartada en las irregularidades que existan tanto en la obra viva como en la obra muerta, ya que puede tener algún golpe, bultos, hendiduras o grietas… al igual que la unión del casco con la cubierta debe estar perfectamente sellada. Muy importante tambien, es que en la obra viva, no haya ninguna burbuja, ya que se podría tratar de la peor enfermedad de un barco, ósmosis, si pinchando en una burbuja, sale un liquido que huele a vinagre, es que el barco tiene la enfermedad, y que yo sepa no hay ningún tratamiento que lo cure al 100%.


Casco con ósmosis

Casco con ósmosis

En el caso de los veleros, examinar  la quilla, otra cosa muy importante, al tratarse de ser de acero, hay que ver el estado de la unión entre el casco y la quilla y tambien si tiene algún golpe por embarrancamiento y demás.

Echar un vistazo a los grifos de fondo no vendría nada mal, y para ver si hay deslaminación, se puede dar golpes pequeños en el casco con un objeto como el mango de un destornillador y escuchar el sonido si varía o no y considerar si puede haber algún problema sobretodo en todos los sitios donde podría entrar agua dentro del barco como, pasacascos, la limera del timón, tansductores (los sensores de los equipos electrónicos como correderas, sondas, etc).

Comprobaremos tambien la pala del timón, ya  que podría no funcionar bien debido a que esté bloqueada por algo o que haya alguna pieza en mal estado.

Tambien, otra cosa muy importante es la hélice, ver el estado en el que se encuentra, ya que si tuviera alguna irregularidad por golpes, o bien por el óxido, podría afectar al eje de rotación cargándose así el motor y ahí si que la tendríamos, así que hay que revisarla al igual que los ánodos necesarios.

Ya en la cubierta, nos fijaremos en los candeleros y pasamanos, más importante los candeleros porque son más difíciles y caros de reparar, los pasamanos son más sencillos ya que son cables de acero con unos tensores, pero tambien son importantes para la seguridad. Tambien hacer el mismo proceso que en el casco para ver si hay deslaminación.

Asegurarse que no hay grietas en el gelcoat ni en las juntas con el trancanil. para ello se pueden visualizar desde fuera y desde dentro del barco, que otra forma de ver la estanqueidad, sería inundar la cubierta lo máximo que se pueda y ver si desde dentro entra algo de agua y por donde.

Volvemos a mover la pala del timón, pero esta vez desde la caña o la rueda, al igual que los winches, veremos si están en buen estado y si tienen dificultades si es por malas conidiciones o porque simplemente están para engrasar…

Veremos la jarcia, nos fijaremos muy bien en el estado, la tensión y montaje de los obenques, crucetas, stays de proa y popa y por supuesto en la botavara y el palo.

Para ver las velas, si se pueden desplegar o izar porque no hay viento en ese momento, sería lo mejor, porque así es la mejor forma para ver si están en buenas condiciones y veríamos tambien el estado de las drizas y sobretodo enrolladores.

En el interior del barco

Ya dentro del barco, podemos ver algunas cosas tambien bastante importantes como por ejemplo, toda la instalación eléctrica, ya sea el cuadro eléctrico (por fuera y por dentro), los cables, luces, luces de navegación, y por supuesto baterías (solo el hecho que estén en un sitio seguro y sea el apropiado, ya que es probable que nos encontremos con baterías gastadas, cosa que es bastante normal).

El estado de los grifos de fondo, las llaves de paso tienen que funcionar corréctamente y cumplir la normativa.

Los pernos de la quilla, importantísimo, tienen que estar en perfectas condiciones y no oxidadas ni que haya entradas de agua.

En el caso de la sentina, tiene que estar limpia y seca de aceites y combustibles.

Por supuesto, el motor o los motores, deben estar intactos, en el caso de ser diesel, es bueno que se hayan rodado bastante, pero que el antiguo armador, los haya cuidado tanto en la revisión como darle gas poco a poco y no revolucionarlo/-s sin haberlos calentado antes, que no pierdan aceite, y que funcionen correctamente, hay que tener en cuenta, que las reparaciones del motor son las más caras que hay, así que me atrevería a decir que el 60% o más de la compra de un barco tiene que ser en función del estado del motor.

Otra cosa a tener en cuenta es que todo el equipo obligatorio de seguridad, esté homologado y al día, como la balsa salvavidas, chalecos, bengalas, extintores, etc.

Espero que con esto que os he dicho, tengais una idea para poder comprar un barco de segunda mano, y que sea una buena compra, seguramente se os irán ocurriendo más cosas para ver, esto solo es una idea generalizada.

Mucha suerte.