¿Cuantas veces nos hemos encontrado en una situación comprometida utilizando el Spinnaker tradicional? Para poder trimar bien esta vela, es necesario que varios tripulantes estén trabajándola, y además, con las rachas de viento fuertes, nos lleva a tener situaciones incómodas e incluso peligrosas.

Para una mejor y más cómoda navegación, tenemos el Parasailor, una vela casi igual que un Spinnaker, vela balón simétrica para vientos portantes, que tiene una abertura en la parte alta en la que hay añadida una especie de cometa con una interesante función, la de levantar la vela cuando hay fuertes rachas y no dejar que se deshinche ni caiga cuando hay vientos suaves o una bajada de presión después de una racha.

Fuente de la imagen: parasailorspain.es

Esta vela es muy buena opción para las embarcaciones que cuentan con un número pequeño de tripulación y para los navegantes oceanicos que realizan travesías de crucero largas dado que no hay que estar tan pendientes de la vela mientras se navega. La abertura permite que las fuertes rachas no ejercan la misma presión sobre la vela que en los spinnaker tradicionales y dando más estabilidad a la embarcación.


Una característica importante del Parasailor, es que se puede montar con tangón o sin él, al montarla sin tangón, la vela aguanta igualmente navegando con vientos de popa cerrada como en vientos con ángulos más cerrados casi igual como si lo llevara. De hecho permite navegar entre vientos aparentes de 70º a 180º (AWA) así cumpliendo los dominios de spinnaker + gennaker.

Montaje de las escotas y contras sin tangón Comparativa de las polares

 

Como se ve en la comparativa de las polares, el Parasailor está demostrado que es una vela que vale mucho la pena llevar a bordo, muy efectiva, muy estable y segura, fácil manejo y ligera casi como un Spinnaker o gennaker. Para navegar en familia quizás no haya duda a la hora de elegir entre las velas portantes.

Video presentación