Estos consejos para comprar un barco de ocasión serán indispensables a la hora de comprar una embarcación no es algo en lo que se deba invertir poco dinero, no obstante, tenemos la opción de comprar un barco de ocasión para poder comprar una embarcación económica.

Pero como todo en la vida, lo barato puede salir caro, ya que podemos encontrar el barco de nuestros sueños a un precio increíble, y sin embargo, no ser consciente del mal estado en el que se encuentra.

1. Revisar el estado del casco y la carena

Para empezar, por seguridad y navegación, lo más importante es que el barco flote y navegue, para ello es importantísimo examinar el barco tanto en el agua como fuera del agua.

En el agua para ver si el barco tiene el par de adrizamiento correspondiente y por supuesto por si entra agua por algún agujero, fisura o juntas de grifo de fondo, bocina de la hélice, pala de timón, etc.

Fuera del agua; los cascos pueden tener algún desgaste importante o algún problema grande como por ejemplo la ósmosis en el caso de los cascos de fibra de vidrio.

En estos casos, hay que estar muy seguro de que está en perfectas condiciones, o si no lo está, al menos, que el problema y la reparación sea menor y sin importancia, la fibra hoy en día se trabaja bastante bien y se repara perfectamente.

 

Casco con ósmosis

Casco con ósmosis

2. Grifos de fondo

En los cascos existen agujeros en la obra viva (por de bajo de la línea de flotación) para conectar tubos, unos de ellos son para desaguar y otros para bombear agua salada (baños, cocina, etc), éstos deben tener una estanqueidad perfecta para que el agua no entre y por consiguente, se acabe hundiendo el barco.

Dichos tubos van conectados a los grifos de fondo, que suelen ser de metal, los cuales hay que revisar con lupa, porque ya sabemos el deterioro que hay en el mar con estos materiales.

3. Instalación eléctrica

En cuanto a cables, baterías y cuadros eléctricos, hay que estar muy atentos para ver el estado en el que está, lo primero, ver las baterías dónde están alojadas y si hay alguna probabilidad de que se mojen, este caso sería muy desfavorable.

Segundo, abrir el cuadro eléctrico para examinar las conexiones, si están sulfurosas o en buen estado, si esto no se mira bien, nos podemos llevar la sorpresa de tener que cambiar la instalación completa.

4. Estado del motor

Hete aquí uno de los puntos más importantes de una embarcación a vela o a motor, el estado del motor. No es fácil ver si un motor está en perfectas condiciones, por supuesto si nos abren el cofre y lo vemos todo oxidado, ya nos podemos hacer la idea de que está en malas condiciones, pero hay veces que está “limpio como una patena” y nos engaña visualmente, es aconsejable ir acompañado de un mecánico para que mire las partes más importantes y si ve alguna anomalía que un usuario normal no vería.

5. Estanqueidad de las escotillas

Con lluvias, rociones o limpiando la cubierta del barco, si las escotillas no cierran herméticamente, entrará agua dentro, así es que es importantisimo revisarlas.

6. Electrónica de navegación

El piloto automático, la sonda, la corredera y todos los demás equipos de navegación tienen su importancia a la hora de navegar. No hay que dejar de revisar su correcto funcionamiento.

Las luces de navegación tambien hay que tenerlas en cuenta, si no funcionasen, podría ser simplemente por la bombilla o en el peor de los casos haya que cambiar el cable o el portalámparas.

7. La sentina

Solo viendo el estado de este hueco, podemos intuir el cuidado que ha tenido el armador con el barco, y sobretodo con el cuidado del motor, quizás parezca una tontería, pero si vemos una sentina impecable, nos dará a entender que el armador ha cuidado del barco a la perfección.

8. La jarcia y las velas

En el caso de los veleros, hay que revisar posibles desgastes en los obenques, obenquillos, stays, escotas y drizas, cambiar todo ello sería una gran inversión económica.

Las velas más de lo mismo, unas velas en buenas condiciones y bien mantenidas, pueden durar mucho tiempo, sin embargo si presentan desgastes puede ser que haya que llevarlas a arreglar.

Es importantísimo seguir estos consejos aunque lo mejor de todo sería ir acompañado de un experto que tenga en cuenta todos los factores importantes y sobretodo que sepa diferenciar si está o no en buen estado. Estos son los 8 mejores consejos para comprar un barco de ocasión.