En el siglo XXI, estamos rodeados de las tecnologías más avanzadas en todos los ámbitos, pero, lo que no sabemos es ¿dónde están sus límites? ¿Alguna vez habrías imaginado que sería posible estar en medio del mar y conectado a internet? Pues ahora es posible tener comunicación wifi fuera del puerto. De esta manera podrás acceder a las páginas de meteo, descargarte datos AIS, consultar información náutica, enviar emails, navegar por la web… y todo desde el barco.

Wi-Fi en el barco

Hay muchos dispositivos móviles que te dan la posibilidad de disfrutar de las ventajas de Internet, (por medio de WI-FI) pero ninguna es tan cómoda como el ordenador; ya que existen múltiples programas de navegación que nos dan la posibilidad de descargar mapas, rutas, estados de las olas y del viento.

La mayor ventaja de tener un aparato que nos proporcione Internet en medio del océano es que, cuando estamos muy lejos de tierra y aún quedan días para llegar a ella, normalmente la cobertura del móvil es nula o muy débil, y si necesitas cualquier actualización del parte meteorológico o de cualquier duda que te surja, podrás conectarte y mirarlo.

Como consejo, hay que añadir que no deberías abusar de estos servicios, ya que la señal no suele ser muy buena, y no querrás arriesgarte a quedarte incomunicado.

Mejorar el esquema de comunicaciones

Si queremos que el WiFi que tenemos en nuestro barco sea mejor que el que disponemos actualmente, una de las mejores opciones es adquirir un punto de acceso Wi-Fi de alta potencia, los cuales nos dan la posibilidad de que lo conectemos con un router WiFi y mejore la señal.

El punto de acceso tiene una antena omnidireccional que se instala en cubierta del navío y de este sale un cable Ethernet de tipo PoI, por lo que recibe la alimentación eléctrica por medio del mismo cable de red que conectaremos en el interior del barco a un router inalámbrico.

Este mecanismo hace que se mejore el alcance de la conexión Wi-Fi hasta multiplicarla por diez. Hay un factor que tenemos que saber, al conectar nuestros aparatos electrónicos con este sistema, todo se conectan entre ellos, y el router los registra.

Por este motivo, las tablets, el ordenador, los móviles,etc… estarán conectados al mismo ‘hotspot’, y al llegar al puerto tendremos que cambiar la conexión al punto de acceso que normalmente se realiza accediendo mediante un navegador a nuestro punto de acceso.

Amplificar el funcionamiento del teléfono móvil

Como todos sabemos, el móvil es un dispositivo que nos da cobertura en cualquier lado y normalmente de muy buena calidad. ¿Pero ocurre lo mismo en los barcos?

Su radio de cobertura es muy completo siempre que nos mantengamos en navegación costera a muy pocas millas de distancia de la tierra. Por tanto, lo que podemos hacer es mejorar la cobertura, gracias a una antena especializada.

Esta es una buena opción, y aún así, hay muchas más, algunas son más especializadas para la náutica, pero la mejor opción es buscar otra antena que tenga más alcance. Dependiendo del operador y las frecuencias que utilizan debemos buscar entre los diferentes tipos y modelos de repetidores y antenas.

Internet por satélite

Igual que en los pueblos o ciudades donde no llega Internet, existen satélites para disponer de conexión a Internet. De la misma forma, existen pequeñas antenas que permiten tener Internet en el barco a través de satélites.

Bien es cierto que este tipo de satélites no se encuentran, por ahora, a lo largo de todo el mundo, por lo que puede haber zonas en las que aún no dispongas de Intenet.