El Excess 11 cuenta con la experiencia de sus mayores, sin renunciar a los atributos de confort necesarios para realizar un crucero agradable. A esto hay que añadirle un volumen digno de un barco más grande, ya sea en el salón o en las cabinas, por ejemplo con una cama de 2 metros por 2 metros en la cabina del propietario o cuartos de baño con ducha separada. En el exterior cuenta con el confort y la comodidad de una gran bañera despejada y de un doble puesto de gobierno que ofrece satisfacción en el timón y un contacto directo con el resto de la tripulación.